Las 70 personas que fueron detenidas a raíz de los incidentes registrados este lunes en la zona del Congreso cuando se desarrollaba la sesión de la Cámara de Diputados para debatir la reforma previsional recuperaron su libertad este martes al mediodía por decisión judicial. 

Fuentes tribunalicias detallaron que las medidas fueron adoptadas por el juez federal Sergio Torres, quien interviene en el expediente por los hechos registrados este lunes en las inmediaciones del Palacio Legislativo y en el centro porteño.

En tanto, el magistrado pidió una orden de captura y detención contra Sebastián Romero, el militante que había sido precandidato a diputado nacional por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificados en Santa Fe, quien fue filmado cuando disparaba con un mortero casero contra agentes de la Policía de la Ciudad.



Según consignó el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, fueron 88 los efectivos policiales heridos durante la jornada del lunes.

En tanto, la información difundida por el SAME indica que fueron atendidas 141 personas, entre 50 y 60 civiles, y el resto efectivos policiales. 

En su mayoría, fueron atendidos por politraumatismo, traumatismos de cráneo, heridas cortantes y lesiones oculares, provocadas por piedras, vidrios y otros elementos cortantes usados como proyectiles por un sector de los manifestantes, según la información oficial.

El mismo parte señala que los efectivos fueron trasladados para ser atendidos al Hospital Churruca; el Hospital Penna, el Hospital Santa Lucía, el Hospital Durand, el Hospital Argerich, el Hospital Ramos Mejía y el Hospital Rivadavia.

También fuentes oficiales habían dado cuenta que el lunes, en diferentes requisas realizadas en algunos de los micros con manifestantes, fueron incautados bombas tipo molotov, gomeras, bolitas de vidrio, tuercas de diferentes tamaños y armas tumberas, que también fueron recogidas luego de los incidentes en la zona de la movilización.

En el marco de los incidentes y la represión registrados, varios periodistas fueron agredidos, en algunos casos por la policía y en otros por manifestantes, en tanto que otros fueron detenidos durante la cobertura de los incidentes que se registraron en los alrededores del Congreso y que se extendieron al centro porteño.

Entre los trabajadores de prensa agredidos se encuentran Julio Bazán y Sebastián Domenech de TN, que fueron agredidos por manifestantes, y Mauro Fulco de C5N, que fue alcanzado por la represión policial en cercanías del Congreso, como también un periodista de Crónica TV.

El gremio de prensa Sipreba, en tanto, denunció la agresión policial a dos fotógrafos de Página/12. Se trata de los profesionales Bernardino Ávila, herido con un corte en la frente, y Leandro Teysseire, lastimado en la cara por el impacto de un balazo de goma. También se denunció la detención de trabajadores de FM La Patriada.

Fuente: Télam