La historia de Aaron despertó la bronca pero también la compasión entre los integrantes del club Villa Mitre de Berazategui. Es que mientras los directivos de la institución tomaron represalias contra la madre del chico por haber hecho pública la situación, otros se conmovieron con la situación.

Crónica HD fue hasta la casa de Aaron y lo hizo hacer lo que más le gusta: jugar al fútbol. Por eso, pelota al pie, el nene hizo jueguitos frente a las cámaras demostrando su talento.

Según Lucía Torres, su mamá quien acompañó al nene durante la nota, Aaron fue echado "por jugar mal pero se pudo quedar gracias a mi lucha". "Aceptaron su continuidad pero le hicieron la vida imposible para que se vaya" agregó la madre en la denuncia inicial.

Dentro de ese destrato, la mujer hasta fue golpeada brutalmente luego de denunciar la situación a través de las redes sociales. "La sobrina del presidente del club, de 17 años, practica taekwondo y me atacó. Me dio una piña en el rostro y patadas en todo el cuerpo. El resto agredió a mis hijos y a mi esposo", contó la mujer.

Tras recibir la brutal agresión, la mujer hizo la denuncia por discriminación y por violencia en la Comisaría N°1 de  Berazategui. Además, entregó una carta en la Secretaría de Deportes, en la que detalló algunos de los abusos cometidos por el club para que le den una respuesta al respecto.