La justicia laboral consideró ilegales los 354 despidos de Télam, por lo que ordenó la reincorporación de los trabajadores afectados. En primer lugar serán cinco los empleados que volverán a cumplir funciones en la agencia estatal, aunque los fundamentos se pueden extender a la totalidad del personal.

El juez laboral Ricardo Tatarsky ordenó la reincorporación de cinco de los 354 empleados considerando que, ante la magnitud de la reestructuración de personal prevista, la empresa debió haber iniciado primero ante el Ministerio de Trabajo un procedimiento preventivo de crisis.

Por eso establece que los promotores de la cautelar sean reincorporados “de forma inmediata” hasta tanto se resuelva esa eventual instancia administrativa.