En su informe diario, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, señaló que en dichas comunicaciones el comandante del submarino informó sobre las fallas por el ingreso de agua, que provocaron un principio de incendio en el sector de baterías de proa.

En tanto, luego se difundió por la tarde una copia del registro de llamadas de la empresa Tesacom, con ocho contactos el 15 de noviembre, entre la 1 y las 7.26 de la mañana, desde el San Juan al Continente.

"Lo que sí se corrobora es que la última llamada fue de 07.19 a 07.26. Fue una llamada de entre 6-7 minutos. Esa fue la última concreta que se comunicaron los jefes de operaciones", dijo Balbi respecto al submarino desaparecido en aguas del Atlántico sur hace 20 días. 

Desde Caleta Olivia

Por otra parte, la jueza federal Marta Yañez, quien interviene en el caso, confirmó que recibió doce cajas con documentación, que le envió el Estado Mayor de la Armada y aclaró que aún no las abrió y, por lo tanto, no puede confirmar si incluye las llamadas desde el sumergible.

En declaraciones a Radio Nacional, la magistrada precisó que está reconstruyendo "todo lo que precedió a la zarpada del ARA San Juan, con sus 44 tripulantes, desde Ushuaia y de ahí hasta la última comunicación para determinar si hay algún hecho reprochable en términos penales, si hay autor u autores".