Otra vez los usuarios del transporte público volvieron a recibir un duro revés, ya que en esta ocasión, la línea B del subte llevó adelante un paro en sus actividades, debido a que los Metrodelegados denunciaron que personal fue agredido. La medida finalizó a las 13 horas. 

En las primeras horas de este viernes, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) informó lo sucedido a través de un comunicado en el que se anunció la decisión tomada.

“La decisión de no iniciar el servicio en las próximas horas fue tomada para proteger la integridad física de los trabajadores y trabajadoras de la línea, dada la ausencia de condiciones mínimas de seguridad para prestar el servicio”, justificó el gremio en el comunicado que lleva las firmas de Roberto Pianelli (secretario general) y Néstor Segovia (secretario adjunto).

Al pedido de disculpas para los usuarios, se agregó que durante el transcurso de la mañana informarán “los pasos a seguir”.