Lomas de Zamora, Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Presidente Perón, Quilmes, San Vicente, General San Martín, Malvinas Argentinas, Moreno, San Fernando, San Miguel, La Matanza, Merlo, Morón, San Fernando, San Isidro, Tigre y Vicente López fueron  algunos de los lugares que tuvieron cortes de energía eléctrica.

Luego del mediodía, la cantidad de cortes comenzó a multiplicarse, superó rápidamente los 30.000, pero con el correr de las horas se ubicó en la cifra cercana a los 100 mil usuarios.

Los problemas se registran desde los últimos días de diciembre, período en el cual la temperatura comenzó a subir, y por lo cual el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta naranja.

Al respecto, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) alertó por el “grave perjuicio económico” para los comercios.

"La falla del suministro eléctrico comenzó días antes de Navidad, una fecha de vital importancia por la relevante actividad comercial”, consideró la entidad.

El presidente de FECOBA, Fabián Castillo, apuntó: “El daño que estamos observando por la falta de luz es inmenso”.

Fecoba indicó que “el 30 por ciento de los damnificados aseguró que los cortes tuvieron una duración de dos a cuatro horas acumuladas durante la semana, mientras el 40 por ciento afirmó que se trató de un período de entre 5 a 8 horas. Por su parte, un 25 por ciento de los encuestados resaltó que estuvieron sin servicio eléctrico en los comercios entre 24 a 48 horas y sólo un 5 por ciento remarcó que estuvieron al menos entre 2 y 4 días sin luz, con cortes intermitentes”, puntualizó.