Felipe Nori Haggi Lacerda, el brasileño de 28 años que trabajaba como médico en el hospital de Cañuelas sin estar habilitado, se negó a declarar este jueves en la causa y tras permanecer detenido algunas horas, se le concedió la excarcelación.

El joven brasileño había quedado detenido el miércoles tras presentarse en la Fiscalía Nº 1 de Cañuelas, a cargo del fiscal Roberto Berlingieri, quien está a cargo de la investigación.

Según fuentes, la estrategia de su defensa a cargo de Miguel Ángel Pierri, sería la de no abrir la boca hasta que no quede bien en claro que rumbo tomará la investigación.

Haggi Lacerda está acusado por ejercicio ilegal de la medicina, usurpación de títulos y honores, y falsificación de documento público.

La historia del médico trucho

Durante nueve meses, Felipe Nori simuló ser otra persona. Según lo publicado en el medio local Infocañuelas, el hombre fue contratado en agosto de 2017 para cubrir guardias de clínica médica, pero no tenía título.

Entonces, el joven usó la matrícula, el DNI y el diploma de un médico brasileño, llamado Joao Peixoto Dos Santos Neto, con quien había estudiado.

Nori dejó de ir al hospital a mediados de abril, cuando surgieron sospechas sobre su identidad. Tras conocerse el caso, se radicó una denuncia penal en la Fiscalía Nº 1 de Cañuelas.