Especialistas del Centro Nacional Patagónico (Cenpat) confirmaron que 69 delfines (delphinus delphis) encallaron al norte de la ciudad de Puerto Madryn, lo que provocó la muerte de 49 ejemplares, mientras que el resto fue devuelto al mar.

Estaban varados en "El Doradillo"

Los animales quedaron varados en una zona costera conocida como "El Doradillo", a orillas del Golfo Nuevo y sobre la cara sur de península Valdés, precisó la entidad, que tiene su sede en Puerto Madryn.

El inusual fenómeno fue denunciado por una pareja de caminantes que se arrimó al lugar por curiosidad al ver desde la distancia muchas gaviotas sobrevolando la zona.

Se llegó a salvar algunos animales(La Capital)

Al ver lo que ocurría avisaron a la Red de Fauna Costera, que actuó de manera rápida para salvar algunos ejemplares, en tanto los restantes serán colocados en cámaras frigoríficas para practicarles autopsias y determinar las causas de la muerte.

El Cenpat actuó rápido

"Nos da un poco de consuelo saber que pudimos salvar una docena de ejemplares", dijo Mariano Coscarella, del equipo técnico del Cenpat, organismo que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).
 

Coscarella dijo que en sus años de experiencia no vio "un varamiento masivo de estas características", por lo que no se arriesgó a "conjeturar las posibles causas" que llevaron a los delfines hacia la costa.

Otros especialistas consultadosexplicaron que "las causas pueden ser varias, una que se hayan desorientado, lo cual es muy poco probable pero no imposible, y otra es que se trate de una manada que venía huyendo del ataque de orcas".

Por último,  los expertos indicaron que los animales “no estaban lastimados. Estaban en perfecto estado” y consideró que  “lo que es muy raro  es que se murieron rápido”. “El animal agoniza porque la sangre se acumula por gravedad  en un costado, el vientre, o lo que sea y termina muriéndose por  coagulación de la sangre, los pulmones, es cuando queda en  tierra”, resaltaron los especialistas.