Con una hoja cuadriculada, arrancada de un cuaderno tipo univesitario, decorada con dibujos de flores, emoticones, letras de diversos colores y una tierna descripción que dice "Suerte papi", Mailén, logró hacerle el mejor currículm a su padre Gustavo Díaz, de 49 años oriundo de Laferrere, La Matanza.

Díaz trabajaba en una cooperativa donde limpiaba zanjas y su esposa era empleada doméstica. Sin embargo, la pandemia por el coronavirus los dejó sin trabajo y sólo con un sueldo en blanco que ella cobraba de 5000 pesos, para subsitir junto a sus dos hijas, Mailén de 9 años y Ámbar de 5.

"Hacía changa y suplencias de portero en los edificios, y al no poder viajar a Capital, no podía hacer ni un currículum, ni nada. Cuando uno tiene 49 años es muy difícil conseguir trabajo, imaginate en situación de pandemia. Era realmente muy difícil", contó Díaz en comunicación con cronica.com.ar.

Gustavo con su esposa e hijas.

En ese sentido, Gustavo relató la vivencia de un momento incómodo y de miedo cuando la policía lo paró en un control y le sacó la moto por circular en la cuarentena, cuando según él, sólo había ido a comprar a la verdulería: "Esa fue una situación fea porque yo decía, 'si me cobran multa qué hacemos'", recordó, luego de pasar un susto y la incertidumbre de no saber si quiere si podría pagar esa sanción por la cuarentena.

Luego de intentar cortar el pasto como changa y para poder ganar un dinero extra que ayude a su familia, sus intenciones se vieron frustradadas, ya que, según sostuvo Gustavo "la gente te ve con capucha, tocando timbres para preguntar si quiere que le corte el pasto y nadie te va a abrir la puerta porque no te conocen y por la situación en la que estamos viviendo, y con razón".

La inseguridad y el miedo de muchas personas hicieron que al padre de Mailén y Ámbar se les cierren las puertas de una oportunidad para aportar con otro ingreso a su hogar. Pese a que Gustavo logró comprar una máquina de cortar pasto usada por 500 pesos, la cortadora no andaba muy bien. "Estaba destozada la pobre, tenía de todo, menos coronavirus. Tenía solo cuatro años de uso, pero estaba destartalada", aseguró Díaz, quien dijo que quería hacer arreglar la desmalazadora para cortar el pasto, pero le cobraban 5000 pesos. "Logre juntar el dinero a duras penas después de hacer unos trabajos", comentó.

Afortunadamente, ese sentimiento de "soledad y angustia y sensación de cruzar un desierto que todos tenemos una vez en la vida", el cual detalló Gustavo, iba a terminarse de una vez por todas con la llegada de un nuevo año.

La repercusión del dibujo en el trabajo Gustavo

 

De esta manera, su suerte cambió el primer día de 2021, cuando su hija más grande hizo ese dibujo lleno de esperanza y amor, que emocionó y sorprendió a Díaz. "Cuando lo vi, decidí publicarlo en los grupos de trabajo de Laferrere en Facebook, porque a esas alturas ya no tenía más trabajo"

A partir de ese instante y gracias a la cartita de Mailén, que se viralizó por las redes sociales, ahora a Gustavo tiene muchísimo más trabajo. Esa carta de presentación que Mailén escribió y coloreó tuvo mucho mas éxito que cualquier otra carta formal que el hombre pudo haber hecho para conseguir un empleo. 

"Ahora gracias a Dios la gente se pelea para que le vaya a cortar el pasto", afirmó Gustavo, quien es un hombre muy creyente y profesa la fe cristiana evangélica. 

A pesar de la buena racha de trabajo que ahora tiene el hombre nacido en Laferrere, su preocupación radica en qué pasará cuando "se termine este furor por el dibujito". En ese sentido, Gustavo tiene planeado viajar a Tucumán para terminar su capacitación para ser pastor evangélico y ponerse su congregación en el barrio. 

Por otro lado, ya recibió ofertas de trabajo como portero en un edificio de la Ciudad de Buenos Aires, que es otro de los oficios en los que él se encuentra capacitado y confiado para continuar con su vida.

La reacción de Mailén luego de que el dibujo se viralizara 

"Lo que más me emociona es la palabra de la gente. Porque me llaman de todos lados y me dicen, vos no sabér lo que cuasó el dibujo de tu nena y el envión que fuera para mí también. La gente me decía es verdad lo que vos decís, que hay esperanza, que se puede hacer cualquier cosa y ayudar a otra gente también", sostuvo entusiasmado Díaz, con respecto a lo que provocó la cartita de su hija en muchas personas. 

Además, el trabajador de la zona oeste del Gran Buenos Aires reflexionó que "aún en la necesidad propia, se puede ayudar a otro, porque esa persona puede estar "mucho peor". Así, la inspiración que logró su hija no sólo fue para él, sino para muchas otras personas que se contactaron para apoyarlo y agradecerle por el mensaje que logró hacer llegar.

Según Gustavo, Mailén "está más que contenta y emocionada" y se alegra mucho más cuando "ella ve que llaman al teléfono por trabajo de acá o de allá". También, Díaz contó que antes de la pandemia, cunado tenia un trabajo fijo, trataba siempre de compara un pote de helado para su hija.

Mailén muestra su carta, luego de la repercusión que tuvo.

"Ahora con el trabajo que me trajó la cartita se lo pude comprar y pudimos festejar las Fiestas con el el helado, porque llegó un momento en que no se podía festejar y por suerte y felizmente podemos comer un helado en estos momentos, aseguró. 

"Le damos gracias a Dios que ahora tenemos trabajo y que el teléfono sigue sonando, vamos a ver qué pasa la semana que viene. Pero siempre digo, que cuando se nos cierra una puerta chiquita es porque se nos va a abrir un portón grande. Ya pasamos este desierto y este sufrimiento y llanto y angustia", destacó Gustavo.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos