Cinco menores fueron rescatados de una situación de abandono en su vivienda ubicada en el monte de Punta Lara, en Ensenada. El caso causó conmoción en toda la comunidad ya que trascendió que estaban hambrientos y sin supervisión adulta.

Gustavo, el abuelo de los pibes, fue el primero en confirmar que vivían en condiciones infrahumana en una casa a medio construir.

Además de mostrar el lugar en el que residía esta familia, el hombre fue tajante al señalar que no creía que la familia iba a poder pasar el invierno viviendo en en las condiciones en las que fueron hallados.  Según se conoció, la mamá y los cincos chicos dormían en un colchón todos juntos prácticamente a la intemperie. 

“No sé si iban a poder pasar el invierno. Acá es así, no se puede salir cuando llueve, es todo un peligro”, le contó Gustavo a el diario El Día desde el lugar de los hechos en una zona de espesa vegetación. 

Acá dormían los 5 menores encontrados en Punta Lara

Su abuela paterna, Marcela Sáez, explicó que "no sabía que (los chicos) estaban solos" y que fue llamada para hacerse cargo de ellos, pero se le hizo difícil porque sufre una discapacidad.

Por otro lado, Marcela negó terminantemente que ella haya hecho la denuncia que llevó a la búsqueda y asegura no tener idea quien la hizo.

"Por ahora dicen que no van a separar a los chicos de la madre. Ella pidió una casilla porque en ese lugar no pueden vivir", opinó respecto a las condiciones de la precaria casa.

Así estaba el lugar en el que abandonaron a los hermanos