Desde el último domingo, todos los comercios están obligados a aceptar pagos con tarjetas de débito o medios electrónicos desde los $10. Este lunes, la titular de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), Sandra González, advirtió que la "picardía" de los comerciantes para seguir cobrando en efectivo y el "alto costo operativo" explican la resistencia a adoptar el sistema posnet.

"Falta mayor difusión, mayor educación para saber como consumidores qué es lo que tenemos que reclamar", dijo González al ser consultada sobre la obligatoriedad. En declaraciones a radio La Red, la titular de Adecua recordó que "todos los comercios de ciudades de más de mil habitantes deben tener posnet" y que "están obligados a aceptar el pago a partir de un monto mínimo de $10 sin recargar absolutamente nada".

Respecto de este último punto, González subrayó que "así como no se deben efectuar recargos por pagar en forma electrónica, tampoco se deben ofrecer descuentos por pagos que se realicen en dinero efectivo". "La tarjeta de débito es prácticamente un pago en efectivo, ya que su acreditación es a las 48 horas, no como en las tarjetas de crédito", donde el plazo es mayor, sostuvo.

Costo y beneficio

El lapso que transcurre entre la transacción y la acreditación del dinero, más el costo del posnet por operación, es esgrimido por muchos comerciantes para justificar sobrecargos en las operaciones con débito. En lo que respecta al costo operativo, las operaciones con tarjetas de débito tienen un arancel equivalente al 1,2% del monto facturado, mientras que en las tarjetas de crédito es de 2,35%.

"Tiene que haber, sin lugar a dudas, un programa para eliminar costos a los comerciantes, pero en muchos casos hay picardías de parte de éstos", enfatizó González. Desde la AFIP, recordaron que el costo de la implementación del sistema podrá ser computado como crédito fiscal del IVA y que quienes lo instalen por primera vez tendrán bonificado el alquiler del dispositivo por un espacio de dos años.