Mariana Gómez fue golpeada y tratada de "pibe" por policías. 

Parece que ya hasta besarse está mal. Insólito pero real, la policía de la Ciudad detuvo a una chica por estar besándose con su esposa. Ocurrió en la estación Constitución, cuando Mariana Solange Gómez sufrió la brutalidad policíaca sólo por estar besándose con su esposa.

El insólito hecho ocurrió 

La mujer, de 24 años, no sólo que fue detenida, si no que fue esposada y golpeada por miembros de la Policía porteña que utlizaron como excusa para su proceder que Gómez estaba fumando "en un lugar no permitido". La verdad es otra, fue por besar a su mujer, Rocio Girat. Está última ya sabe lo que son los abusos de la autoridad, ya que fue la protagonista de una emblemática denuncia por los abusos de su propio padre, el ex suboficial de la Armada Marcelo Girat, condenado a 14 años de prisión.

Según relataron Gómez y Girat, los agentes, primero, intimidaron a la pareja. Trataron de "pibe" a Gómez y luego la golpearon. La agrupación LGBTI 1969 realizó la denuncia y explicó los hechos. "Mariana se encontraba junto con su esposa en la estación de Constitución en Capital Federal besándose cuando fue interceptada por personal policial de la Policía de la Ciudad que bajo la excusa de que se encontraba fumando un cigarrillo (de tabaco e industrial) en un sector no autorizado la golpeo y la detuvo, en un claro ataque por su orientación sexual”.

Acto seguido, Gómez fue trasladada a la comisaría ubicada en la estación Boedo de la línea E del subte. Los cargos que se le imputaron fueron "resistencia a la autoridad y desacato". Rápidamente, organismos feministas y a favor de la diversisas se organizaron frente al lugar y, pasadas las 21, consiguieron la liberación de Gómez. 

Mirá el momento de la violenta detención: