Dos efectivos policiales que estaban realizando un patrullaje de rutina en el barrio de Parque Patricios, se convirtieron en héroes al ayudar a parir a una mujer, que estaba en la calle pidiendo ayuda y con escasas personas a la vista.

El episodio tuvo lugar a las 18.15 del miércoles en el cruce de la avenida Amancio Alcorta e Iguazú, cuando dos efectivos del Grupo de Infantería Alcorta 2 estaban recorriendo la zona como suelen hacerlo diariamente. De pronto, una mujer solicitó la ayuda a los agentes del orden porque se encontraba en pleno trabajo de parto y que habría roto bolsa, pudiendo observar los policías cómo se derramaba entre sus piernas gran cantidad de líquido amiótico.

Por tal motivo, los efectivos recostaron a la parturienta sobre la vereda, con el mayor cuidado posible, asistiéndola constantemente, y solicitó una ambulancia de SAME con urgencia, cuando en ese momento comenzó el alumbramiento de una criatura con signos vitales normales, y los agentes asistieron al mismo, tranquilizando a la madre, y a los pocos minutos, otra oficial se acercó para colaborar, aflojando las ropas y colaboraron con las tareas propias de tal circunstancia.

Tras el nacimiento, el niño fue colocado sobre el pecho de la madre y ahí llegó una ambulancia privada, la cual ofreció asistencia y trasladó a la madre y al recién nacido al Hospital Penna de esta Ciudad con acompañamiento de un móvil policial.

Buen trabajo de los efectivos (Captura de Video).

El procedimiento de parto resultó exitoso y las condiciones de salud del recién nacido es muy bueno acorde lo informado por el facultativo.