Cada 4 de marzo en la Argentina se celebra el Día del Hermano. Esta fecha tiene un fin exclusivamente solidario, que va más allá de la relación de sangre. Se trata de agradecer a esas personas con quien tenés una conexión especial.

Hay pocos sentimientos tan fuertes y reales como los que comparten los hermanos, por eso en este día se busca replicar esa unión con la persona que tenés al lado. Esta fecha implica buscar en el otro a un par, al que se lo pueda ayudar como a un hermano. 

En la Argentina, surgió como una jornada ligada al ámbito amistoso y de amor, que recuerda los nexos de hermandad, es una fecha ideal para comprar un obsequio y regalárselos a los seres queridos.

En el resto del mundo se festeja el 5 de septiembre en homenaje a la madre Teresa de Calcuta, que falleció en esa fecha de 1997. 

Sin embargo, no existe una razón histórica muy clara de por qué se lo conmemora el 4 de marzo y no el 5 de septiembre como en los demás países. Por lo pronto, siempre es una buena jornada para revalorar uno de los vínculos fundamentales de cada ser humano.