La Asociación Civil Madres del Cannabis Medicinal (Macame), representada por su presidente María Laura Acosta, se hizo presente junto a sus patrocinantes letrados, el diputado provincial Jorge Henn y el abogado constitucionalista Domingo Rondina, en el Juzgado Federal santafesino para ingresar un recurso de amparo.

El propósito fundamental del mismo es que se declare la inconstitucionalidad de toda normativa que prohíba el autocultivo de cannabis para consumo medicinal y una medida cautelar que impida toda persecución penal mientras se tramita la causa. El ex vicegobernador, quien anteriormente había solicitado formalmente al ministro de Salud de la Nación que destrabe la importación de materia prima proveniente de Uruguay para comenzar a producir cannabis medicinal en el laboratorio provincial LIF, sumó su apoyo a las madres de la asociación y advirtió que "con esto se trata de garantizar lo que los tratados internacionales y sus respectivas normas constitucionales declaran sobre defender el interés superior del niño".

"La angustia y el padecimiento de cientos de santafesinos que encontraron en el cannabis medicinal una esperanza para morigerar los síntomas de distintas patologías, hoy necesitan una respuesta inmediata y la pronta disponibilidad de esta medicina natural", señaló el diputado.

La acción interpuesta pide la declaración de inconstitucionalidad de cualquier prohibición o sanción a la maternal tarea de cultivo y producción de aceite para uso personal de quienes padecen ciertas enfermedades de nacimiento, incurables y frente a las cuales la medicina se ha mostrado impotente.