Por primera vez se reportó en Argentina un caso de meningoencefalitis amebiana primaria, provocada por el parásito Naegleria fowleri, también conocido como la "ameba asesina" o "ameba come cerebros".

La afección terminó con la vida de un chico de 8 años en febrero de 2017. Oucrrió en la ciudad bonaerense de Junín. El nene falleció una semana después de contraer el parásito letal.

El menor, José Pedernera, tuvo fiebre, vómitos e intolerancia a la luz y a los ruidos. El pequeño adquirió la infección en aguas de una laguna de Vedia, distante 57 kilómetros de Junín, la cual estaba contaminada. La ameba le ingresó al cuerpo por la nariz y se dirigió al cerebro.

En febrero del año pasadao el nene fue diagnosticado en primera instancia con un cuadro de meningitis, fue trasladado a Junín y permaneció internado en la Clínica La Pequeña Familia.

Allí, descartaron el diagnóstico inicial y lo trasladaron al Hospital Militar de Buenos Aires, donde falleció. 

Días más tarde, la secretaría de Salud General de Arenales en conjunto con el ministerio de Salud de la provincia informaron que la muerte del nene fue por "meningoencefalitis amebiana primaria".