Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

"Con tu reclamo vas muerta", fue la única respuesta que recibió Sandra, vecina de San Miguel, por parte de las autoridades municipales ante una "anciana" demanda. La mujer recurrió en una infinidad de ocasiones a los responsables del distrito solicitando el asfalto de su cuadra, como asimismo la instalación del sistema de agua corriente y la red de cloacas. Sin embargo, sus intentos no fueron exitosos y, cansada de que le den la espalda desde la gestión municipal, decidió vender su vivienda.

La calle Azopardo al 2800, de la localidad bonaerense de San Miguel, es clara muestra de la inacción de las autoridades, a pesar de las constantes exigencias de los vecinos. Justamente, Sandra es quien encabeza dicho pedido, desde hace tres años cuando "comencé a difundir a través de las redes sociales y me contestaron que iban a hacer el emparejado en 2017. Finalmente lo hicieron pero con tosca que es una tierra blanda, además de que tiraron escombros envueltos en bolsas y eso generó más mugre". En consecuencia, "otra vez la calle está destruida", detalló.

Por si fuera poco, la moradora se acercó a uno de los encargados de obra durante una de sus visitas al municipio y recibió como respuesta que "estaba muerta con mi reclamo porque no había voluntad política de asfaltar la calle. Parece que no es importante para el municipio".

Sin embargo, mientras poner en reales condiciones al acceso no implica una prioridad para el distrito, la tarifa municipal, que estipula el asfalto aunque no se haya realizado, implica sumas costosas para los habitantes en concepto que la zona es nominada como "máxima residencial", una designación que no se corresponde para un punto de San Miguel que no cuenta con agua corrientes ni cloacas. "El único servicio que tenemos es la remoción de ramas", enfatizó Sandra.

Una serie de desamparos, carencias e irregularidades profundizaron el hartazgo de la mujer, que decidió poner en venta su casa. Al respecto, la damnificada argumentó que "me cansé del municipio, de que no haya ninguna mejora y que no seamos una preocupación para los encargados de satisfacer nuestros reclamos, porque ya me dijeron que no hay previsión de hacer el asfalto este año ni el próximo".