El alza del precio de los inmuebles, medidos en dólares, supera los incrementos salariales, y la diferencia es mayor en el caso de los departamentos usados, porque se revalorizaron a partir del crédito hipotecario, según evaluaron distintos especialistas. Un informe del Instituto de Economía de la Fundación UADE difundió el Índice de Salario Real en Términos del Valor del metro cuadrado de vivienda (ISRV), que comparó la evolución de los salarios en dólares con el precio de los inmuebles en esa misma moneda.

Por metro cuadrado

A modo de ejemplo, al comparar el ISRV de agosto de 2017 con el de agosto de 2016, se observó que el índice de salario nominal medido en dólares aumentó 9 por ciento, y el índice del valor del metro cuadrado de departamento nuevos avanzó 9,6 por ciento en esa moneda, en tanto que el índice del metro cuadrado de los departamentos usados creció 15 por ciento.

Según la UADE, en el mes de agosto “los precios de los departamentos subieron más de lo que subieron los salarios nominales en dólares, reduciendo así el poder de compra del salario en términos de vivienda”.

En tanto, uno de los directores del sitio especializado Reporte Inmobiliario, José Rozados, dijo a la agencia de noticias Télam que según los relevamientos de esa entidad, los aumentos de precios de departamentos en agosto último fueron del 11 por ciento interanual para el caso de los nuevos, y del 13 por ciento interanual para el caso de los usados.

Boom hipotecario

Rozados explicó que “el usado se revalorizó en los últimos seis meses por el crédito hipotecario. Son inmuebles que tienen los papeles en regla”, en referencia a la escritura y los planos, que son requeridos por los bancos para otorgar un préstamo.

“Los departamentos nuevos están terminados pero muchas veces no tienen final de obra, o están sin subdivisión, y por esa razón no son sujetos de crédito”, detalló.

Según Rozado, hasta 2001, cuando aún regía la convertibilidad, para comprar un departamento promedio de 45 metros cuadrados en la Capital Federal eran necesarios tres años y medio de ingresos. Luego de la devaluación, la cantidad de años necesarios de ahorro en relación con el salario se duplicaron, dijo el experto.

En tanto, Pablo Brodsky, de Predial Propiedades, dijo a Télam que los departamentos usados subieron más el último año porque son los que concentran el crédito hipotecario, y agregó que “la falta de stock de departamentos nuevos fuerza el aumento de precios de los usados”.

En la ciudad

Según el informe del Colegio de Escribanos porteño, se hicieron 6.151 escrituras por venta de inmuebles y tres de cada diez se realizaron con préstamos bancarios. El monto total de las transacciones en octubre fue de $14.854 millones, un 89,5% más que en el mismo mes de 2016.

El valor promedio de cada transacción fue de $2,41 millones, un 27,9% más que en igual mes del año anterior. En tanto, la participación del crédito hipotecario también creció un 238% interanual y representó el 31,1% del total de operaciones (1.907 escrituras).