Un hombre de 33 años murió, en la tarde del jueves, ahogado tras ser arrastrado por la corriente del agua de un cauce de riego, en la localidad sureña de Malargüe, en Mendoza.

Pedro Lara, quien fue arrastrado por la corriente del canal, falleció ahogado pese a que los socorristas habían comenzado a practicarle RCP en un intento que resultó fallido para salvarle la vida.

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió a las 17.30 en un canal de agua sobre calle Juan Maza, a unos 1.500 metros del cruce con la calle Franklin Lucero, de Malargüe.

La policía logró rescatar el cuerpo a la altura de Maza y Callejón Arcangeletti, cuando la víctima ya estaba inconsciente.
En el lugar trabajaron funcionarios judiciales y por orden de la fiscal Andrea Lorente, y el cadáver fue derivado al Cuerpo Médico Forense.