Varias de las más de 60 líneas de colectivos que no prestaron servicio desde el lunes, en simultáneo con los graves incidentes en el interior del gremio de la UTA, anunciaron el levantamiento del paro a partir de la hora cero de este miércoles. De esta manera, comenzó a normalizarse el funcionamiento del autotransporte de pasajeros en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Quince empresas de colectivos estuvieron de paro toda la jornada de este martes, lo que afectó a varios miles de pasajeros. Durante la extensión del conflicto, desde el Ministerio de Transporte, comandado por Mario Meoni, se mantuvo la postura de que "al ser un conflicto interno sindical no puede haber conciliación, ya que el reclamo es de la UTA".

En esa línea, Miguel Bustinduy (opositor a Roberto Fernández, titular de la Unión Tranviarios Automotor) destacó que "lo del lunes sucede cuando hay distintos factores que llevan a esa situación. La agresión trae otra agresión". El dirigente gremial, que denunció "persecución sindical", dijo que Fernández "perdió el contacto con la base", y reclamó: "Estamos pidiendo ayuda alimentaria con una recomposición salarial. Perdimos con la inflación".

La CGT, este martes, tras los conflictos en el sindicato ubicado en Balvanera, manifestó su "reconocimiento y respaldo a las autoridades formal y legítimamente constituidas que actualmente ejercen la conducción" de la UTA

El gremio, que cuenta con 70.000 afiliados, tiene "una crisis de institucionalidad", añadió Bustinduy. Si bien se acusó a la empresa DOTA por los incidentes, la firma hizo "un llamamiento a sus trabajadores a que retomen sin más demora sus tareas". Por su parte, el consejo directivo nacional de la UTA, con motivo del paro sorpresivo del grupo Dota y sus empresas vinculadas, comunicó que "la UTA no ha decidido ni avala en lo más mínimo dicha medida de fuerza".

La CGT, este martes, tras los conflictos en el sindicato ubicado en Balvanera, manifestó su "reconocimiento y respaldo a las autoridades formal y legítimamente constituidas que actualmente ejercen la conducción" de la UTA, que se vio amenazada por una revuelta disidente encabezada por los colectiveros de las 60 líneas del grupo DOTA.

"Rechazamos la intrusión de grupos violentos en la sede de la UTA, la destrucción del patrimonio de todos los trabajadores y la puesta en riesgo de la integridad física de los allí presentes frente a la pasividad de los organismos judiciales y policiales de la ciudad de Buenos Aires", afirmó la entidad.

Por su parte, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que conduce Juan Carlos Schmid, repudió los hechos de violencia. "Apostamos a que los trabajadores diriman sus diferencias dentro de la vida interna de cada organización", se indicó en un comunicado.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos