Por Matías Resano
mresano@cronica.com.ar

Afortunadamente y en el momento más desesperante de su búsqueda, apareció Bryanna Reganzani en la mañana de este martes, tras cinco días sin conocerse su paradero, luego de que se retirara de su colegio, en la localidad bonaerense de Villa Madero.

La joven fue hallada en un local de comidas rápidas del barrio porteño de Flores, en estado semiinconsciente, e inmediatamente fue derivada a un hospital cercano, fuera de peligro. En el momento de su traslado, la adolescente aseguró haber sido violada durante su cautiverio; sin embargo, las pericias confirmaron que no presentaba signos de un ataque sexual ni tampoco golpes.

En las primeras horas de la mañana se confirmó que Bryanna fue encontrada con vida en un establecimiento de la cadena McDonald’s, situada en la intersección de avenida Rivadavia y Camacuá, en el barrio porteño de Flores. Fue su tía Johanna quien ratificó el lugar del hallazgo, así como que la adolescente, de 16 años, irrumpió en el local en busca de ayuda y se desmayó, siendo entonces rescatada por una clienta, quien alertó a las autoridades policiales.

Posteriormente la menor fue trasladada al Hospital Piñero, y en el trayecto les reconoció a los agentes que había sido interceptada por dos sujetos cuando se retiraba, el último jueves, del colegio Nuestra Señora de Lourdes, en la esquina de Constituyentes y Rivera, de Villa Madero. Esta versión policial agregó que Bryanna fue introducida en un vehículo de color negro y posteriormente secuestrada y abusada, según relató ella misma. Dichos que fueron desestimados por las pericias médicas (ver recuadro).

En este sentido, Guillermo, su papá, reconoció que “algo me dijo, pero es todo secreto. Vamos a esperar que ella hable públicamente”. Pero, a su vez, señaló que “no sé si la abusaron, sí sabemos que estuvo cautiva. Ella no conoce a quienes se la llevaron, nunca los había visto”.

Por su parte, Miriam, mamá de la joven, prefirió no referirse a los cinco días que estuvo desaparecida, profundizando así la falta de precisiones que reina en la investigación. Sí pudieron afirmar ambos progenitores que su hija se hallaba en buen estado de salud, fuera de peligro, superando el estado de shock desencadenado por su ausencia desde el último jueves.

Al respecto, su padre aseguró que “la vi muy bien dentro de lo que yo imaginaba porque pensaba que no la iba a ver. Por eso lo primero que le dije es ‘estás viva, hija’, y no quería que ella me dijera nada, sólo quería abrazarla y besarla”. En tanto, Miriam sólo expresó que “está bien. Le di todos los besos que no le pude dar en estos días. Me dijo que me extrañó mucho, pensó que no me iba a volver a ver”.

La aparición de Bryanna tuvo lugar horas después de los intensos allanamientos que se llevaron a cabo en las localidades bonaerenses de Villa Madero y Lomas de Zamora, cuyos resultados negativos agudizaron el pesimismo en torno a su paradero.