Bajo el eslogan "Una golosina por un beso", hace 32 años, la empresa Arcor en conjunto con Asociación de Distribuidores de Galletitas, Golosinas y Afines (ADGYA) impulsaron una campaña para fomentar el consumo de golosinas, en un contexto de crisis económica marcada por la hiperinflación.

Así fue como nació "La Semana de la Dulzura", cuya celebración se enmarcaría en los primeros siete días de julio. La instancia comercial se escondía debajo de la consigna del reencuentro entre personas mediante el intercambio de algún caramelo, chocolate, o el alimento azucarado preferido. Y la inciativa resultó ser un éxito, dado que, aquel año, las ventas repuntaron en un promedio del 20%.

Algunos comerciantes extendieron la medida para que se realice el mes entero y anuncian juegos y sorteos en @semanadeladulzura en Instagram, Semanadeladulzuraok en Facebook y @SemanaDulce en Twitter.

Entre las golosinas que más se vendieron en aquella primera edición, estaban el Bon o Bon, los chupetines Pico Dulce, los chocolates Milka, los bocaditos Cabsha y varios alfajores de diferentes marcas.

Sin embargo, tres decadas más tarde, un informe reciente realizado por Consultores de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) develó que los gustos y preferencias han cambiado en el paladar argentino, y actualmente son otros los dulces favoritos. Cada golosina marca tendencia depende la época del año, la calidad del producto, o si se puso de moda por algun motivo especial.

Según esta investigación, los que lideran el mercado local son los alfajores, los chocolates y chocolatines representan casi el 45% de las ventas.

El primer puesto es para los alfajores, que representan 1 de cada 4 ventas en el rubro, y su vez, se estima que son comercializados 6 millones por día. En segundo lugar quedan los chocolates y chocolatines, siendo las marcas más destacadas Arcor y Georgalos.

El tercer lugar es para los caramelos y confites, empezando por los masticables, que son los que más consumen los niños pequeños y en gran cantidad. Los favoritos son los Palitos de la Selva y los Sugus.

En cuarto lugar se encuentran otras golosinas y confituras como las pastillas y chupetines; en quinto puesto obleas con chocolate, como las tradicionales Tita y Rhodesia; seguidos de los turrones, chicles, barras de cereal, y finalmente, en noveno lugar los bombones y bocaditos de chocolate.