En una dura carta a la sociedad, un grupo de obispos cordobeses pertenecientes a la Iglesia Católica, se pronunció este jueves en contra de la ley de despenalización del aborto que está pronta a discutirse en el Senado nacional

"Creemos que una democracia que no respete toda vida humana se convierte visible o encubiertamente en dictadura de los que ostentan más poder porque cuando no se respeta la vida del más débil la libertad se convierte en ocasión de dominio y arbitrariedad", advirtieron.

"Hoy vivimos en democracia. Podemos así expresarnos con libertad, e incluso peticionar a nuestros gobernantes para que tengan en cuenta los legítimos puntos de vista de los ciudadanos. Los que profesamos la fe católica, como la mayoría de los argentinos, queremos la justicia, la paz, el bien común, una vida plena y digna para todos”, aclararon los sacerdotes.

Los religiosos señalaron que hicieron este escrito porque "sintieron que era su deber" en el marco del debate legislativo del proyecto que plantea la legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación y que se votará en el Senado de la Nación el próximo 8 de agosto.

La carta estuvo firmada por los obispos cordobeses Carlos Ñáñez, Adolfo Uriona, Sergio Buenaventura, Samuel Jofre, Ricardo Araya, Gustavo Zurbriggen, Ricardo Seirutti y Pedro Torres.

Sobre el proyecto, los representantes de la Iglesia hicieron hincapié en la cláusula de conciencia para los médicos y las instituciones privadas que plantearon los senadores de l. provincia Laura Rodríguez Machado (PRO), Ernesto Martínez (Frent. Cívico) y Carlos Caserio (Unión por Córdoba).