Por Francisco Martirena Auber 
@martirena74 

En medio de la disparada del dólar y el aumento de las naftas, las cadenas de hipermercados y los supermercados provinciales más importantes subieron y también elevarán los precios hasta el 7%, luego de que la industria alimenticia y de limpieza les enviara los listados de valores remarcados.

El desembarco del flamante ministro de Producción, Dante Sica, no puede ser ante un escenario más desfavorable, mientras el Gobierno no lleva adelante una política de control de precios y el consumo se derrumba mes a mes. De acuerdo con las fuentes comerciales consultadas por Crónica, la lista de empresas que aprovechó la devaluación y la suba de los combustibles está compuesta por: Molinos (informó un 7% de aumentos); Nestlé, Sancor, Establecimiento Las Marías, Grupo Bimbo, Unilever, SC Johnson, Quilmes, Glaxo, Papelera del Plata y Campari.

Como se descartaba en el mercado, la disparada de la divisa estadounidense en las últimas semanas tiene y tendrá el inmediato reflejo en las góndolas, en parte por los componentes importados y también por las conductas especulativas que siempre aparecen en el empresariado, lo cual deriva en la licuación del poder adquisitivo.

Las compañías industriales que dominan el mercado alimenticio y de limpieza -en varios de sus rubros- remarcaron casi toda la gama de sus productos hasta el 7% sin dar razones formales a los supermercados, de acuerdo a lo apuntado por fuentes de las grandes superficies comerciales.

Como el Gobierno busca desesperadamente contener los precios en este álgido contexto con la divisa en permanente aumento, esta lista de incrementos es un verdadero "mazazo" a las expectativas oficiales y más aún, cuando desde el Ejecutivo dejaron en claro que no hay meta de inflación para el 2018.