Por Jimena Golender

@jimegol20

La llegada de la segunda ola de coronavirus al país marcó para muchos el retorno al teletrabajo. Una vez más, se hace necesario adecuar un espacio de la casa para cumplir con las jornadas laborales con las mejores herramientas y condiciones que estén al alcance de cada uno.

El aspecto principal de la readaptación al “ home office” es elegir un sitio determinado. Quizás en un ambiente hay más luz, otro ofrece mayor comodidad y un tercero tiene menos distracciones. Si bien hoy es posible trabajar casi desde cualquier lugar, lo cierto es que algunas habitaciones y lugares de una casa o departamento son mejores que otros.

Para favorecer la concentración, lo ideal es dedicar un espacio exclusivamente a la actividad laboral. Quienes cuenten con un sitio disponible pueden organizarlo en base a sus necesidades. Colocar allí un escritorio, la computadora, estanterías para almacenar papeles y elementos de librería, todo lo que pueda facilitarte las tareas.

Es fundamental resistir la tentación de trabajar sobre el sofá, la cama o la mesa de cocina. Su comodidad engaña, no son sitios confortables para estar 6, 8 o 10 horas sentado.

Si tenés una barra de desayuno para sentarte y el mate cerca, tal vez hasta creas que estás de vuelta en la oficina. Sin embargo, la cocina tal vez no sea el mejor lugar rodeado de comidas y bebidas. Además, cualquier actividad en la cocina es sinónimo de calor y vapor, que no es algo que deseas tener cerca de los dispositivos electrónicos de trabajo.

Cuando no existe una habitación libre para hacer “ home office” la mejor alternativa es preparar cualquier rincón del hogar para que reúna las condiciones indispensables.

Una mesa que pueda transformarse en escritorio y con la amplitud suficiente para albergar computadora, lapicero, papeles, una taza de café, agenda o cualquier otro ítem que haga falta. Es preferible que el espacio escogido esté lejos de televisores y zonas de paso, para evitar distracciones, interrupciones y ruidos molestos.

Cuando no existe una habitación libre para trabajar, la mejor alternativa es preparar un rincón del hogar para que reúna las condiciones indispensables.

Por otro lado, la silla a utilizar debe resultar cómoda, ya que probablemente pasarás muchas horas sobre ella y es indispensable cuidar la postura corporal. Invertir en una de calidad puede marcar la diferencia entre jornadas estresantes o descanso deficiente, y la concentración necesaria para cumplir con todas tus tareas.

Herramienta de trabajo

La computadora es en la actualidad el elemento básico laboral para millones de trabajadores. De su estado y buen funcionamiento -además de una conexión wi-fi más o menos decente- depende el 80% del “ home office”. El 20% restante sucede a través del celular.

Por eso, es necesario asegurarse de que el nuevo espacio cuente con una fuente de alimentación al alcance de la mano. Y si no es así, tener un alargue con suficientes enchufes disponibles para cargar la notebook, el celular y una lámpara.

Con tal de conseguir que la pantalla del ordenador esté a la altura de los ojos -que es lo ideal- se pueden usar libros o una caja para elevarlo. De esta forma, la vista no se cansa ni realiza un sobreesfuerzo.

Si tu trabajo requiere de almacenar información en cantidad, quizás te conviene adquirir un disco rígido externo con capacidad suficiente para todos tus archivos. De este modo, la computadora funcionará mejor y más rápido.

Mantener la organización

El orden es fundamental para trabajar en buenas condiciones y concentrados. Tómate el tiempo necesario para organizar tu espacio de trabajo de manera que te ayude a mantener la atención puesta en la actividad.

Ayudate de elementos que permitan el almacenaje y la clasificación de materiales y documentos de forma sencilla e invisible: archivador, cajas, una pizarra o una cajonera cumplen con la función.

Asimismo, es aconsejable hacerse de blocs de notas, cuadernos, “post it”, lapiceras y objetos decorativos que te transmitan buenas energías. Las velas aromáticas, los ambientadores, imágenes inspiradoras, fotos familiares y las flores sirven para hacer más amena cada jornada laboral.

No te olvides de hacer pequeñas pausas durante la jornada para estirar los músculos.

Donde sea que elijas trabajar, recordá que el objetivo es mantener en lo posible un buen equilibrio entre tus responsabilidades y la vida personal, con límites claros que faciliten las tareas en vez de entorpecerlas. 

Por qué conviene evitar la cama y el sofá

Trabajar desde una cama o un sofá puede parecer muy cómodo por cortos períodos de tiempo, pero a la larga genera problemas tanto para las personas como en los aparatos electrónicos.

Estos dos espacios suelen presentar más distracciones como la televisión y/o la circulación de otros miembros de la familia. Esto hace que el sillón y la habitación no sean adecuados para realizar una actividad laboral.

Desde el punto de vista de la ergonomía, trabajar reclinados en la cama es un desastre que puede llevar a dolores de cuello, hombros, lumbares, codo y muñeca. Además, la mente asocia de forma natural a la cama con el descanso y no son pocos lo que, desde que empiezan a trabajar en ella, les da sueño.

Trabajar reclinados puede llevar a dolores de cuello, hombros, lumbares, codos y muñecas.

Trabajar desde casa puede ser una tarea difícil, pero hacerlo desde la misma habitación en la que dormís puede dar sensación de encierro.

Por otro lado, si no contás con una bandeja o base apropiada para apoyar una notebook, podés dañar el equipo. Al apoyarlo directamente sobre almohadones, acolchados o encima de las piernas este puede recalentarse ya que no puede “respirar”.

Las computadoras portátiles tienen un sistema de ventilación que se encarga de expulsar el aire caliente a través de las ranuras que tiene en su base y laterales. Al tapar las salidas, evitarás que el ventilador expulse el aire caliente y deje pasar el más frío. Eso es muy perjudicial para tu notebook.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos