El común de la gente acepta que la actual pandemia del coronavirus se inició con la transmisión del virus Sars Cov 2 a humanos desde animales salvajes infectados.

Según una investigación el Covid-19 puede afectar a hurones, visones,  mapaches, ganado vacuno, cerdos y aves de corral entre otros animales y sólo los tres primeros pueden inafectarse realmente y desarrollar algún tipo de síntoma.

En cuánto a las mascotas que pueden acompañarnos en nuestra vida diaria, los gatos y los hámsters son los que más padecen el Covid, a diferencia de los canes.

La realidad es que este virus que sigue azotando al mundo en sus diferentes cepas, puede alcanzar a los animales, ya sea a partir de un ser humano que se infectó o por contacto con  con secreciones respiratorias contaminadas o mediante aerosoles que persisten en el aire de ambientes cerrados durante algún tiempo.

Esta situación se repite en las personas que el coronavirus está presente en las secreciones respiratorias o en las heces.

Antecedentes virales

El mundo se enteró que los animales también podían contagiarse la enfermedad cuando en febrero de 2020, el virus fue hallado en un perro en Hong Kong.  Y apenas meses más tarde, un gato doméstico padeció de la misma enfermedad.

En ambos casos, contrajeron el coronavirus  pocos días después que los amos de ambos lo hicieran y los análisis del genoma viral mostró que el Sars Cov 2 era idéntico en humanos y mascotas.

Gatos y perros infectados presentaron síntomas respiratorios como tos, estornudos, secreción nasal, diarrea, adenopatías, otitis externa, inflamación de la mucosa perianal y manchas hiperémicas en la lengua.

La variante Delta

Hay preocupación por el crecimiento de la transmisión viral de mascotas a humanos por la variante Delta. Esta nueva variante viral, se puede transformar en un reservorio de la infección haciendo que, entre otros animales, las ratas parecen altamente suceptibles al contagio.

La situación es tal, que varios países comienzan a desarrollar vacunas anticovid para animales. Rusia tomó la posta con la aprobación de Carnivac-Cov y comenzaría con un sistema de inoculación marcado los próximos meses.