Thiago, el bebé de nueve meses que cayó de los brazos de su padre cuando fue embestido por un auto se recupera de las lesiones. Contra todo pronóstico, el pequeño de Entre Ríos, despertó y reconoció a su mamá. Y es que, luego del golpe que sufrió el domingo al mediodía, Thiago debió ser internado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital San Roque de Paraná con fractura de cráneo con hematoma y contusión pulmonar bilateral.

Lo cierto es que, desde el lunes y después de que su familia pidiera oraciones para el niño, Thiago comenzó a evolucionar de manera favorable. Tal es así que hasta los médicos están sorprendidos. El bebé ya respira sin asistencia mecánica y después de ello, abrió los ojos y reconoció a su mamá.

Esta reacción ilusionó a los médicos y familiares. El martes por la tarde, en tanto, se sentó sólito en la cama y pudo vincularse de forma más activa, especialmente con su mamá