Víctor Buso, primer hombre en capturar el nacimiento de una supernova.

Por primera vez en la historia, consiguieron fotografiar el momento exacto en el que nace una estrella y el logro se lo llevó un argentino. Las imágenes que fueron deseadas por todos los astrónomos, fueron registradas en 2016 por un cerrajero aficionado que reside en Rosario.

El hombre que se convirtió en el primero en capturar el nacimiento de una supernova es Víctor Buso, un cerrajero que tiene un observatorio casero en su hogar, cuya estructura cuenta con una cúpula de cuatro metros y medio de diámetro que se asoma por el techo. El descubrimiento fue publicado en el último número de Nature, una de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial.

El día del hallazgo

El 20 de septiembre de 2016 el hombre compró una nueva cámara para su telescopio y buscó una galaxia en la región de cielo que se veía desde su hogar. La elegida fue la NGC 613, donde esa misma noche apareció el corto destello de una explosión estelar que ocurrió en la época de los dinosaurios. 

Dado a que el cielo estaba contaminado por las luces de la ciudad, el hombre tomó exposiciones de 20 segundos para evitar que se velaran. 

Al juntar las 40 imágenes, notó que en cada secuencia iba apareciendo un puntito que cada vez se veía más brillante. "Empecé a llamar a gente que se dedica a la astronomía pero no me atendía nadie. Cuando logré dar con un aficionado, me dijo que tenía que dar alerta mundial", contó.

Tomó una secuencia de 40 imágenes. 

Una especialista en supernovas, Melina Bersten, manifestó que es la primera vez que se captura el momento exacto en el que explota una estrella ya que el suceso "dura apenas unas horas y es imposible saber dónde y cuándo ocurrirá el próximo. Si la vida de la estrella se compara con la vida de un humano, es como capturar un pestañeo".