Según quedó registrado en los documentos de la Armada, días antes de desaparecer, el submarino ARA San Juan había participado junto con toda la flota de la Armada de un gran ejercicio militar.

Se trató del mayor despliegue que la fuerza naval tuvo desde 1983 para lograr el hundimiento del buque Comdoro Somellera, que estaba en desuso.

 El “ejercicio de tiro”, como se denomina en la jerga marina, se llevó a cabo el pasado 4 de noviembre frente a la Isla de lo. Estados, en Tierra del Fuego

El submarino pasó a 5 millas de la zona de Malvinas y tenía como misión controlar a los pesqueros británicos

El navío fue hundido con disparo de misiles y con minas que buzos tácticos colocaron en el barco, que finalmente explotó. Su participación en el operativo militar prueba que el submarino estaba en condiciones de navegar.

Tras la misión, el ARA San Juan partió hacia el Golfo San Jorge y Mar del Plata. Hasta que el 15 de noviembre ya no se supo más de él.

El plan naval del sur, que movilizó a toda la Marina, había sido organizado por el contralmirante José Luis López Mazzeo, Comandante de Alistamiento y Adiestramiento de la Armada.

El Comodoro Somellera había participado en la Guerra de Malvinas asignado a tareas de búsqueda y rescate.