Ahora estuvo con "otra banda", los Hiroshimadandys, que lo "homenajearon".

El 13 de enero de 2006, una banda tomó 23 rehenes en el Banco Río de Acassuso, en el partido bonaerense de San Isidro, para enmascarar el robo a 145 cajas de seguridad de esa entidad y "hacer tiempo" para escapar con unos 19 millones de dólares que había tanto entre la Tesorería y los cofres privados de los clientes. Tal avivada fue obra de Luis Mario Vitette Sellanes, y pasó a la historia policial como el “ Robo del Siglo”. Sin duda fue una hazaña delictiva: mientras los policías rodeaban el banco atendiendo la situación de rehenes, los ladrones escaparon a través de un túnel de 15 metros de largo -en el que llevaban meses trabajando- que les permitió llegar al desagüe pluvial, donde los estaba esperando un cómplice.

Vitette fue condenado a cumplir más de veinte años de prisión, pero en agosto de 2013 fue liberado y expulsado de la Argentina. Desde entonces, vive en Uruguay, donde se puso una joyería, por supuesto con el dinero del atraco. “El Uruguayo”, tal como lo apodan, se convirtió en un personaje bizarro para algunos, ya que suele hacer gala de aquel logro criminal y no duda en dar detalles de aquel plan a quien quiera oírlo.

De hecho, ayer, con motivo de cumplirse 12 años del evento, tuiteó: “El 13 de enero de 2006, este traje gris quedaba en la historia” junto a varias fotos suyas calzando el saco que lució para robar el banco y por el que los investigadores lo bautizaron en la causa como “El hombre del traje gris”.

Artista incomprendido
Como parte de los “festejos” además, el grupo musical Hiroshimadandys lo sumó al videoclip de “Cassidy”, uno de sus temas. Según informaron desde el sello Solo Le Pido a Dior, la canción está “inspirada" en la película de 1969 de George Roy Hill, “Dos hombres y un destino”, protagonizada por Paul Newman y Robert Redford. El filme cuenta la historia de la mítica dupla de bandidos del lejano oeste norteamericano, Butch Cassidy and the Sundance Kid, que escaparon hacia la Patagonia argentina, pero terminaron baleados en Bolivia.

“Afortunadamente nunca cobré ni voy a cobrar para el arte”, fue la respuesta que dio Sellanes ante la propuesta de la banda. Al hombre le gusta aportar su granito de arena a la cultura rioplatense, y no es la primera vez que se jacta de sus logros en plano musical. En 2010, antes de recuperar su libertad, escribió junto a la banda de su odontólogo, Los Trovadores de Venus, la canción “Muy pronto estaré de juerga”, cuyo lanzamiento incluyó un videoclip en el que el protagonista es un actor con una enorme máscara que reproduce el rostro sonriente de Vitette, que baila murga en las calles y festeja en un cabaret junto a prostitutas vestidas como policías o juezas, en una clara burla a la justicia.

En 2016, decía en una entrevista, orgulloso: “Yo no conozco a ningún ladrón que tenga cuentas de Facebook y que tenga más de 16.000 seguidores en Twitter. Hay gente que me ve y se saca fotos conmigo, en Argentina había boliches que me pagaban presencia”.