Dos sismos de gran magnitud ocurrieron con pocas horas de diferencia en China, según informó el USGS (Servicio Geológico de Estados Unidos) y dejaron un saldo de por lo menos dos personas fallecidas.

El primero ocurrió este viernes en la provincia de Yunnan, en el sureste del país, y tuvo una magnitud de 6,1 grados en la escala Richter. Su epicentro estuvo a 10 kilómetros de profundidad, cerca de la ciudad de Dali, y fue seguido al menos por dos réplicas.

Como consecuencia, dos personas murieron y otras 22 resultaron heridas, según informó la agencia de noticias local Xinhua.

Algunos edificios se derrumbaron y otros resultaron dañados, informaron las autoridades. "Se está siguiendo de cerca la situación y se hacen verificaciones", insistieron. Hubo 20 mil personas evacuadas por precaución.

Horas después, a 1.200 kilómetros de distancia, se produjo un segundo terremoto, mucho más fuerte (7,3 grados). Fue en el condado de Maduo, de la provincia de Qinghai (región tibetana al noreste del país) y tuvo una réplica. Sin embargo, no se tiene constancia de destrozos o víctimas.

Fuente: Télam