Un instructor de buceo alemán halló a una anguila marina de 1 metro y medio de largo que había muerto atragantada en la playa de la isla de Titikaveka, en las Islas Cook, tras intentar tragar un pez globo que se infló en su boca y la asfixió. 

Tim Mayerde 39 años, inicialmente pensó que el animal era un trozo de madera flotante, pero cuando se acercó junto a su hija Charlie de tres años, se dio cuenta de lo que había encontrado.

Tras el hallazgo, el instructor de buceo y su esposa se contactaron con Kirby Morejohn, un biólogo marino local, quien explicó que probablemente el pez globo utilizó su mecanismo de defensa cuando la anguila quiso tragárselo, y que al inflarse acabó atascado en la garganta de su depredador, causándole la muerte por asfixia.

 "Quedé impresionado cuando lo vi […] no podía creer que este tipo de interacción existiera y que nunca hubiera oído hablar de ella", destacó Morejohn, quien aseguró que nunca había visto algo similar en toda su carrera.

 

"Parece que el pez globo se llevó lo mejor de la anguila, pero ambos pagaron el precio final. Y justo detrás de ellos, un arco iris se hundía en el horizonte. Era surrealista", señaló Mayer sobre la escena que presenció.

Anguila muere asfixiada por pez globo
El hijo del buceador que descubrió la curiosa situación

"A medida que nos acercábamos, me di cuenta de que era una anguila, así que corrí de regreso a la villa a buscar mi teléfono. Estaba sin aliento y emocionado", relató el buceador.

El descubridor de esta escena comentó que sus hijos estaban desesperados por "mostrarles a su amigos el descubrimiento". Por culpa de este hallazgo, sus hijos llegaron tarde a la escuela, ya que se quedaron un rato inspeccionando la situación. "Tuvimos que enviarles un mensaje con las fotos a sus maestros para explicarles", aseguró.

 

Además, el maestro de la escuela propuso a los chicos hacer una investigación científica utilizando las fotos tomadas por ellos mismos.

Ver comentarios