El buque insignia de la Marina rusa de nominado "Moskva" fue tendencia en las redes, luego que el Kremlin reconociera “daños serios” a la embarcación en medio de la guerra en Ucrania. Kiev se atribuyó haber lanzado misiles previamente contra el buque, considerado el más poderoso del Mar Negro.

“Los misiles Neptune que custodiaban el Mar Negro causaron daños muy graves al barco ruso”, dijo este miércoles temprano, el jefe de la administración militar regional de Odesa, Maksym Marchenko. Así lo informó la agencia estatal Ukrinform, que dio cuenta del mensaje del funcionario a través de Telegram.

El Ministerio de Defensa ruso reaccionó en la madrugada del jueves europeo. De acuerdo a la agencia rusa TASS, la cartera indicó que el buque sufrió “un intenso fuego y la posterior detonación de municiones” en circunstancias poco claras que están bajo investigación. Si bien “sufrió graves daños”, consignó que la tripulación pudo ser evacuada.

El buque, de 12.500 toneladas, estaba armado con 16 misiles de crucero antibuque Vulkan.

El buque, de 12.500 toneladas, estaba armado con 16 misiles de crucero antibuque Vulkan, según reportaron las agencias rusas. En ese sentido, indicaron que como consecuencia del incendio “la munición detonó” y “el buque resultó gravemente dañado”.

Las autoridades rusas no confirmaron ni desmintieron la versión ucraniana, aunque reconocieron un importante baja en la flota desplegada por el Kremlin para llevar adelante la invasión lanzada el 24 de febrero.

Moskva, que lleva su nombre en reconocimiento a la capital de Rusia, tiene una tripulación de más de 500 marineros, según citó el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovych, citado por Deutsche Welle.

Moskva (Moscú) llevó originalmente el nombre Slava, que al español se traduce como “gloria”. El buque de 186 metros de eslora era el barco líder de la clase Atlant del Proyecto 1164 de la Marina soviética, una clase de cruceros con misiles guiados. Fue botado en 1979 y asignado a tareas operativas en 1982.

Entre otros hechos, participó la cumbre de Malta en 1989, que reunió al entonces líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Mijail Gorbachov, y al presidente estadounidense George H. W. Bush.

En abril de 2000, Rusia decibidó rebautizarlo como Moskva y lo posicionó como buque insignia de la Flota del Mar Negro en reemplazo del crucero de clase Kynda Almirante Golovkó.

Ver comentarios