Cuatro son los meses que hoy se cumplen desde que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania pasó a otro nivel con la invasión ordenada desde Moscú. En un clima hostil que no cesa desde el año 2014, pero que no había sido tan dramático y a gran escala como en los últimos meses, la guerra entre aquellos países tiene en vilo a todo el mundo y nadie es capaz de tener certezas sobre las consecuencias que pueda dejar una vez que termine.

Desde que todo comenzó en febrero, todo el tiempo llegan noticias sobre las hostilidades en territorio ucraniano, en lo que implica el mayor ataque militar en territorio europeo desde la Guerra de los Balcanes, que se extendió durante casi toda la década de los años 90 tras la separación de los países que integraban a la ex Yugoslavia.

En las últimas horas, sin embargo, se conoció un suceso insólito: y es que un misil de defensa antiaérea lanzado desde una base rusa en la región de Lugansk, dio un giro de 180 grados en el aire y estalló contra el mismo lugar desde donde había salido.

 

Según algunos informes, ese sistema de misiles estaba siendo operado por separatistas prorrusos oriundos de esa región, que funciona como uno de los puntos que busca separarse de Ucrania. Sin embargo, no hay claridad sobre cuál pudo ser el desperfecto, ni tampoco sobre si hubo bajas en las fuerzas rusas o separatistas tras esa complicación.

 

El hecho sucedió en la ciudad de Alchevsk que se encuentra a más o menos 55 kilómetros al sur de Severodonetsk. Al ser ese sitio un punto estratégico, los combates alcanzaron un alto grado de intensidad desde hace algunas semanas.

"Desafortunadamente, tendremos que retirar nuestras tropas de Severodonetsk, porque no tiene sentido estar en posiciones rotas: el número de muertos está creciendo", admitió ayer el jefe de la Administración Militar de aquella región, Serhiy Haidai.

La ciudad de Severodonetsk se convirtió en un punto vital en la región este de Ucrania.

Severodonetsk lleva, por lo menos, tres semanas siendo asediada y se ha convertido en una ubicación clave debido a que gran parte de la región del este de Ucrania, donde también se encuentra Donetsk, se decidirá cuando finalmente las tropas rusas finalmente logren tomar esa ciudad integrante de la zona del Donbás. Tan es así, que la toma de la capital ucraniana de Kiev, quedó estancada y en un segundo plano tras la batalla que se libra en este enclave.

Por ahora, el número parcial de muertos en combate ronda los 50 mil, mientras que los heridos ascienden a 13 mil.

Ver comentarios