La beba vive junto a su familia en Minnesota.

Médicos de Estados Unidos diagnosticaron que una beba de 18 meses de edad es alérgica al agua. La mamá de la nena espera que su hija pueda aprender a manejar sus emociones sin llorar.

La nena, Ivi Angerman, quien vive junto a su familia en Minnesota, sufre graves irritaciones en su piel cada vez que entra en contacto con el agua. Médicos le diagnosticaron urticaria aquagenic, una enfermedad poco frecuente que generalmente se desarrolla durante la pubertad.

Su piel sufre una grave alergia cada vez que entra en contacto con el agua.

La mamá manifestó: "Sólo espero que algún día pueda vivir una vida normal. Voy a tener que enseñarle a no llorar y tratar de sacar su angustia de otra manera. Es realmente difícil, me rompe el corazón". 

Recordó también que la menor "amaba bañarse pero ahora grita como si la estuviéramos asesinando. Corre por todos lados gritando que está caliente. Sus lágrimas, el sudor, bañarse, nadar en una piscina, una leve llovizna". 

Médicos le diagnosticaron urticaria aquagenic.