Un hombre nigeriano espera a ser juzgado por un terrible caso de canibalismo que se le atribuye luego de haber matado a machetazos a su tía, a quien habría también decapitado para comerse su cabeza.

Según los reportes locales, el sujeto identificado como Jeremiah Ode, quien está acusado del brutal crimen de Priscilla Adoga, ocurrido el 19 de agosto y fue reportado a las autoridades por un hombre llamado Silas Igiri.

El supuesto canibal, asesinó a la víctima con un machete, la decapitó y luego preparó una sopa con la cabeza, la cual comía cuando fue detenido en Gwe Ochekpo.

Igiri declaró que Ode fue hasta la granja donde trabajaba la fallecida y la atacó brutalmente con un machete hasta matarla.

 

Los familiares de Adoga comenzaron a buscarla luego de que ella no regresara de la granja en el horario habitual. Sin embargo, la búsqueda se resolvió rápidamente y la encontraron en la misma granja alimentándose de la cabeza de su víctima.

Ode narró los hechos ante la policía, y explicó que la atacó y lucharon con sus machetes hasta que el la venció y la asesinó. Luego de eso le cortó la cabeza al cuerpo y la cocinó en una sopa, y agregó que su idea era comerse el resto del cuerpo después.

De acuerdo a lo informado por el blog de Benue, Stateflash, agregó: “La policía consideró que la narración era demasiado normal para ser la de una persona con problemas mentales y decidió procesarlo. El fiscal comunicó al tribunal que el acusado había confesado haber cometido el delito”.

El detenido permanece de manera provisoria en el Centro Correccional Federal de Makurdi. Ode se declaró a si mismo culpable de los cargos, pero el caso ha sido aplazado hasta el 11 de noviembre para recibir asesoramiento jurídico del Ministerio de Justicia del Estado nigeriano. 

 

Este aplazo tiene que ver con el hecho de que la corte local se negó a tratar el caso, alegando falta de jurisdicción.

Ver comentarios