El queso italiano Casu Marzu, que se produce únicamente en la isla de Cerdeña, está fermentado con larvas de mosca y está catalogado como uno de los productos lácteos más peligrosos del mundo, ya que si se consume "en mal estado" podría ser fatal.

Según aquellos que lo probaron, el casu marzu tiene una contextura cremosa y suave al paladar, con un pequeño toque picante, como cualquier queso sardo. Por otro lado, su nombre deriva del dialecto de sardeña y significa literlamente "queso podrido".

"La infección de gusanos es el hechizo y la delicia de este queso", sostuvo Paolo Solinas, un gastrónomo sardo de 29 años, citado por CNN.

El detalle del casu marzu con las larvas de mosca.

El casu marzu está registrado como producto tradicional de Cerdeña y, por tanto, está protegido a nivel local. Sin embargo, el Gobierno italiano lo considera ilegal desde 1962 debido a las leyes que prohíben el consumo de alimentos infectados por parásitos.

Además, el producto lácteo está prohibido para la venta comercial. Quienes lo vendan pueden enfrentarse a elevadas multas de hasta 50.000 euros.

Este queso italiano podría ser peligroso para la salud, puesto que los gusanos pueden sobrevivir y causar miasis intestinal, que son microperforaciones en el intestino. Hasta el momento, no se registraron casos relacionados al consumo de este queso.

Para evitar problemas de salud, hay que revisar que los gusanos estén vivos. De lo contrario, es síntoma de que el queso está en mal estado y no debe consumirse.

¿Cómo se produce el queso Casu Marzu?

El queso Casu Marzu es preparado tradicionalmente por los pastores locales de la leche de oveja a finales de junio y tarda tres meses en estar listo. En esas fechas, el producto empieza a cambiar a medida que los animales entran en su época de reproducción y la hierba se seca por el calor del verano. Si el día de la elaboración sopla el viento cálido de siroco la producción es de calidad.

Una vez prerparado el queso, las moscas Piophila casei ponen sus huevos en las grietas, normalmente en el fiore sardo, el pecorino salado de la isla. Así, los gusanos eclosionan, abriéndose paso a través de la pasta y digiriendo las proteínas en el proceso.

De esta forma, los gusanos transforman el queso en una masa suave y cremosa por dentro, ya que la tapa queda igual. Al abrirlo nos encontraremos con el queso cremoso y los gusanos vivos, que son comestibles.

Tras tres meses de fermentación, el queso está listo para comer. En ese momento este insecto se puede apreciar perfectamente: son gusanos blanquecinos de un tamaño que unos 8 mm, y se recomienda usar anteojos para consumirlo, ya que este puede saltar hasta 15 cm.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos