El pasado mes de julio del 2021, comenzó en Chile el proceso para escribir la nueva constitución, que entrará en vigencia para reemplazar la que se aprobó durante la dictadura de Augusto Pinochet. Dentro de esta nueva legislación, los constituyentes aprobaron los derechos de los animales en el borrador.

Esta fue una propuesta de la Comisión de Medio Ambiente, que fue ampliamente aceptada por la Asamblea Constituyente, que fue aprobada por 112 votos a favor, 2 en contra y 34 abstenciones. Esto fue novedoso ya que dicha Comisión es una de las que más proyectos vio frustrados por los legisladores, que apenas aprobaron un inciso de los 40 artículos que enviaron.

Esto fue celebrado por algunos miembros, como Juan José Martín, que resulta ser el coordinador de la Comisión. "Estamos muy emocionados y muy felices. Estas son luchas de años. Esta Constitución empieza desde hoy a ser ecológica. Somos el segundo país del mundo que consagra los derechos de la naturaleza a nivel constitucional", señaló.

La Asamblea Constituyente de Chile comenzó a sesionar en julio del 2021.

¿Qué dice el borrador?

"La naturaleza tiene derecho a que se respete y proteja su existencia, a la regeneración, a la mantención y a la restauración de sus funciones y equilibrios dinámicos, que comprenden los ciclos naturales, los ecosistemas y la biodiversidad", se lee en uno de los artículos.

Además, otro propone que "la ley podrá establecer restricciones al ejercicio de determinados derechos o libertades para proteger el medio ambiente y la Naturaleza" y que hay que “adoptar acciones de prevención, adaptación, y mitigación de los riesgos, vulnerabilidades y efectos provocados por la crisis climática y ecológica".

Gabriel Boric deberá llamar un plebiscito para aprobar la nueva constitución.

En adición, una de las proposiciones básicas que plantea esta legislación indica que "el Estado y sus organismos promoverán una educación basada en la empatía y en el respeto hacia los animales".

"Los animales son sujetos de especial protección. El Estado los protegerá, reconociendo su sintiencia y el derecho a vivir una vida libre de maltrato", afirma otro punto del borrador, que luego deberá ser aprobado en una consulta popular.

Recordemos que el borrador de la nueva constitución deberá pasar por la Comisión Armonizadora y luego irá a parar al escritorio del flamante presidente Gabriel Boric, quien tendrá que llamar a un plebiscito de salida para que la ciudadanía decida si se aprueba o no la nueva carta magna.