Desde la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizaron el uso de urgencia de vacunas Pfizer y Moderna para niños y bebés a partir de los 6 meses. Tras esta resolución, se prevé que desde la próxima semana comenzaran a aplicar las primeras inyecciones.

Tras la llegada del Coronavirus en el 2020 y el éxito de la denominada operación “Ward Speed”, la cual aceleró el proceso de investigación y posterior elaboración de las vacunas, comenzaron a aplicarse en población adulta, luego en adolescentes y finalmente en niños.

Por lo tanto, la FDA ahora autorizó la vacunación para utilización pediátrica, el último grupo de edad que todavía no había recibido las inoculaciones.

"Esperamos que las vacunas para los niños más pequeños brinden protección contra los resultados más graves del COVID-19", comentó  Robert Califf, comisionado de la FDA.

“Muchos padres, cuidadores y médicos han estado esperando una vacuna para niños más pequeños y esta acción ayudará a proteger a los menores de 6 meses de edad. Como hemos visto con los grupos de mayor edad, esperamos que las vacunas para los niños más pequeños brinden protección contra los resultados más graves del COVID-19, como la hospitalización y la muerte”, explicó el doctor Robert M. Califf, comisionado de la FDA.

“Los padres pueden confiar en la seguridad y eficacia de estas vacunas contra el COVID-19 y pueden estar seguros de que la agencia fue minuciosa en su evaluación de los datos”, agregó.

Por su parte, Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, señaló que “al igual que con todas las vacunas para cualquier población, al autorizarlas contra COVID-19, estas últimas destinadas a grupos de edad pediátrica, la FDA garantiza que nuestra evaluación y análisis de los datos sea riguroso y exhaustivo”.

 

“Además de garantizar que los datos de estas vacunas cumplieran con los rigurosos estándares de la FDA, la convocatoria de un comité asesor por parte de la agencia fue parte de un proceso transparente para ayudar al público a tener una comprensión clara de los datos de seguridad y eficacia que respaldan la autorización de estas dos vacunas para poblaciones pediátricas”, añadió.

En el caso de la vacuna de Moderna contra el Covid-19, la FDA autorizó su uso de emergencia para personas de entre 6 meses a 17 años. Es necesario precisar que, previo al anuncio, solo había sido autorizada para adultos mayores de 18 años.

Por su parte, la de Pfizer fue aprobada para niños de entre 6 meses y 4 años edad, cuando antes se utilizaba exclusivamente a partir de los 5 años.

Ver comentarios