Un grupo de paleontólogos encontró varios fósiles de una nueva especie de dinosaurio, de aproximadamente unos dos metros de largo, muy similares a los unos loros gigantes. El descubrimiento tuvo lugar en Gobi, Mongolia y se estima que esta especie vivió hace 68 millones de años.

Según el estudio publicado en Biology Letters el dinosuario pudo alimentarse de otras aves más pequeñas, frutas y plantas de la región. Asimismo, los paleontólogos la describieron como seres emplumados y desdentados, muy similares a los loros actuales, per gigantes.

Según indica una publicación hecha en la revista Royal Society Open Science. el doctor Gregory Funston, quien comandó el equipo de investigación, el grupo de la Universidad de Edimburg halló alrededor de cuatro fósiles bien conservados.

Descripción del fósil del "loro gigante".

Los especialistas lo llamaron Oksoko avarsan a estos dinosaurios omnívoros emplumados de unos dos metros de largo con solamente dos dedos funcionales en sus antebrazos. Así, las evidencias encontradas en este grupo de fósiles sugieren que las primeras pérdidas de las falanges de los dinosaurios para dar paso a los de familia de tres dedos mejor conocida como oviraptores durante el período Cretácico superior, apuntan los expertos.

El descubrimiento indicaría la involución de las especies sobre las adaptaciones de sus extremidades, lo que sugiere que los Oksoko avarsan alteraron sus dietas y estilos de vida, y esto les permitió diversificar y reproducirse.

Fósil hallado.

Los brazos y las garras de estga especie cambiaron drásticamente con las migraciones a nuevas áreas, por ejemplo desde el desierto de Gobi hasta Norteamérica y Asia Oriental.

“Su mano de dos dedos no llevó la forma en que la mano y la extremidad anterior cambiaron a lo largo de la evolución de los oviraptores, lo que no se había estudiado antes", aseguró el paleontólogo de la Universidad de Edinburgo, Gregory Funston.