En los últimos tiempos, la Primer League se ha visto en vuelta en algunos escándalos de renombre  en cuanto a sus jugadores. Primero fue Benjamin Mendy, lateral zurdo del Manchester City, quien fue acusado de ocho delitos sexuales, y ahora Mason Greenwood, la estrella del Manchester United.

Resulta que el joven de 20 años fue detenido este domingo, según las últimas informaciones, acusado de violencia de género y de violación. Todo comenzó cuando su actual novia, Harriet Robson, posteó una serie de fotos y videos en sus redes sociales, en donde se podía ver varios moretones en su cuerpo y hasta su boca hinchada y ensangrentada. Por si fuera poco, redactó la siguiente leyenda para acompañar el material: "Para todos los que quieran saber qué me hace realmente Mason Greenwood".

Harriet Robson es la novia de Mason Greenwood y además es influencer de moda.

Si bien el contenido fue eliminado poco después, ya se encontraba en todos los portales del mundo. Las supuestas agresiones del futbolista llegaron a lo más alto del club, que se encargó de difundir un comunicado al respecto.

"Estamos al tanto de las imágenes y acusaciones que circulan en las redes sociales. No haremos más comentarios hasta que se hayan esclarecido los hechos. El Manchester United no aprueba la violencia de ningún tipo", aseguraron desde los “diablos rojos”.

El extremo inglés es una de las promesas del fútbol europeo.

Además, dejaron bien en claro cuál será la situación de la joven promesa hasta que se aclare el asunto. "Mason Greenwood no volverá a entrenar o jugar hasta nueva orden", indicaron. Por lo tanto, no habrá fútbol para el inglés hasta que las autoridades realicen la investigación correspondiente y lleguen a una resolución.

¿Quién es Mason Greenwood?

Estamos hablando de uno de los  jugadores con mayor proyección del fútbol  inglés y quizás mundial. Canterano del United, saltó a la fama hace un par de temporadas cuando, anotó 19 goles y repartió 4 asistencias en 51 partidos, con tan solo 19 años. Desde entonces se ha mantenido como un jugador importante para el lado rojo de Manchester, aunque, debido a la fuerte competencia en su puesto, todavía no logró afianzarse como titular.

El presente curso se presenta como el más difícil para el extremo, ya que la llegada de Cristiano Ronaldo  al plantel hizo que dispute menos minutos. Para muestra un botón, jugó 24 partidos en total, la mayoría entrando desde el banco de suplentes, y logró anotar 6 “pepas”.

En cuanto al crack portugués, supo tener declaraciones un tanto filosas para con los “pibes” del club. “Recuerdo que cuando tenía 18, 19, 20 años, algunos jugadores mayores hablaban conmigo, pero yo lo ponía como: 'Cristiano, tienes que mejorar, ellos saben más que tú, tienen más experiencia que tú, han pasado muchos momentos malos'”, declaró en una entrevista reciente.