Un ex paracaidista francés de 71 años zarpó de las Islas Canarias, en España, en una cápsula de madera y plástico, en forma de barril, que él mismo construyó, con la esperanza de cruzar el océano Atlántico y llegar al Caribe en tres meses, impulsado únicamente con la corriente del mar.

"El tiempo es excelente, tengo un oleaje de un metro y me muevo a dos o tres kilómetros por hora", dijo Jean-Jacques Savin después de partir con el objetivo de cumplir el sueño de su vida. "Por el momento mi cápsula se está comportando muy bien y tengo pronóstico de vientos favorables para los próximos días", aseguró.

Savin trabajó durante meses en la construcción de su original barco en el pequeño astillero de Ares, en la costa sudoeste de Francia. Con tres metros de eslora y 2,10 de manga, está hecho de madera contrachapada recubierta de plástico, fuertemente reforzada para resistir las olas y los posibles ataques de las orcas.

No le falta nada

Dentro de la cápsula, que incluye bolsas de aire y pesa 450 kilogramos cuando está vacía, hay un espacio de seis metros cuadrados que incluye una cocina, una litera para dormir y un almacén. En ese lugar, el hombre, al que lo espera un largo camino, aguardará que las corrientes lo lleven naturalmente al Caribe sin necesidad de una vela o remos.

"Tal vez Barbados, aunque realmente me gustaría que fuera una isla francesa como Martinica o Guadalupe", expresó. "Eso sería más fácil para el papeleo y para traer el barril de vuelta", sostuvo.

En el camino, Savin dejará caer marcadores para que oceanógrafos puedan estudiar las corrientes.

En su página de Facebook, el ex paracaidista militar, que cumplió tareas en África y también ha trabajado como piloto y guardaparques nacional, se describe como un "deportista experimentado y aventurero de espíritu". Según declaró, ya cruzó el Atlántico en cuatro ocasiones en botes, aunque ahora busca hacerlo solo y sin ningún tipo de asistencia.

La expedición, para la que el aventurero cuenta con un presupuesto de 68.000 dólares, también tiene fines científicos, ya que servirá para estudiar, por ejemplo, cómo se comporta el vino Bordeaux que lleva a bordo, que luego será comparado con otros de su misma clase.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos