La región china de Mongolia Interior registró un fenómeno atmosférico peculiar llamado Parhelio, el cual se trata de un episodio óptico asociado al reflejo de la luz, el hielo y las nubes y que deriva en la aparición de varios puntos brillantes en el cielo.

En el mismo se pudo ver hasta cinco destellos que aparecieron en el cielo del norte chino sorprendiendo a sus habitantes. Uno de ellos era el sol pero los otros cuatro fueron producto de la bajas temperaturas y de la gran cantidad de cristales de hielo hexagonales, que flotaban en la atmósfera y que reflejaban la luz solar.

Esta combinación desencadenó una imagen muy especial más propia de las películas de ciencia ficción, ya que se pudieron ver hasta cinco soles, cuatro de ellos ficticios, iluminando la región.

Los cinco soles estaban dispuestos en una gran circunferencia, una forma similar a la de otro fenómeno meteorológico llamado halo o círculo luminoso.

Los habitantes de la zona no dudaron en agarrar sus celulares y en grabar el momento y gracias a ello, las redes sociales se llenaron de vídeos que captaban este fenómeno.

Pero este no es un suceso inédito, en noviembre de 2017 se produjo una situación similar en la misma zona de China, en Mongolia Interior. Pero en aquella ocasión solo aparecieron tres soles ficticios.

El pasado cuatro de enero fueron los habitantes de la ciudad de Fuyu, en la provincia de Jilin, al noreste de China, los que pudieron ver varios puntos brillantes sobre sus cabezas provocados por el parhelio.