E n los primeros caucus, como se llama en Estados Unidos a las elecciones internas de cada partido en los diferentes estados, el demócrata Bernie Sanders había asomado la cabeza como favorito y hasta creyó perfilarse como futuro rival de Donald Trump. Sin embargo, la masiva votación del súper martes revirtió la tendencia y dejó a Joe Biden en el primer lugar de la carrera. Aún nada está definido.

Las votaciones del súper martes le otorgaron a Biden, ex vicepresidente de Barack Obama, la victoria en 9 de los 14 estados en los que se votó, mientras que uno aún estaba por definirse. No obstante, no pudo quedarse con la gran joya de la jornada, que fue California. Allí el ganador fue Sanders, por lo que la pelea aún sigue vigente.

"Es una buena noche, y parece que se va a poner aún mejor. No lo llaman súper martes por nada", afirmó Biden tras conocer la marcha de los resultados que le otorgaron el triunfo en Texas, Virginia, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Alabama, Arkansas, Massachusetts y Minnesota.

"La gente habla de una revolución. Hemos iniciado un movimiento", agregó. Por su parte, Sanders celebró sus victorias en California, Vermont, Colorado y Utah. Aún falt definir la situación en Maine, donde también triunfaba el ex vicepresidente. Con estos resultados, Biden se quedaba este miércoles con 566 delegados, mientras que Sanders tenía 501.

Más atrás y sin chances de pelear están Elizabeth Warren, con 61, y Michael Bloomberg, con 53. Para consagrarse ganador es necesario obtener 1.991 representantes. Pese a que la tendencia se revirtió, en su discurso Sanders no perdió la oportunidad de pegarles a Biden y a Trump, a quien definió como "el presidente más peligroso de la historia" del país.

En tanto, a su rival demócrata lo fustigó por haber votado a favor de la invasión a Irak, en 2003, y lo definió como un político del establishment favorecido por los aportes financieros de amigos multimillonarios. "Estamos enfrentando al establishment político. No se puede vencer a Trump con los mismos viejos políticos, con las mismas políticas", manifestó.

Por su parte, Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, bajó su candidatura demócrata y anunció que apoyará a Biden. "Hace tres meses entré en la carrera para derrotar a Trump. Hoy, abandono por la misma razón. Vencer a Trump empieza por unirse en torno al candidato con más probabilidades para hacerlo. Está claro que ese candidato es mi amigo y un gran estadounidense, Joe Biden", explicó.

Ganó cómodo

Mientras los demócratas tendrían una reñida contienda hasta el final, el panorama de los republicanos está mucho más claro, ya que nadie está en condiciones de superar a Trump. En el súper martes, el presidente arrasó en los 13 estados en los que hubo elecciones. Los votantes de Arkansas, Vermont, Colorado, Maine, Tennessee, Massachusetts, Texas, Alabama, Oklahoma, California, Utah, Minnesota y Carolina del Norte se inclinaron a favor del actual jefe de la Casa Blanca y en todos ellos obtuvo alrededor de 95% de los votos.

Hasta el momento, los republicanos repartieron 87 delegados, de los cuales, 86 fueron para Trump, mientras que el restante se lo quedó el ex gobernador de Massachusetts Bill Weld.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos