El director de Carabineros de Chile, general Ricardo Yáñez, afirmó hoy que la fuerza es “consciente” de que debe “acrecentar su legitimidad” ante la población, pero consideró injusto que “se descalifique y ofenda a la institución por los errores de delitos o abusos cometidos por determinadas personas”.

"No somos distintos al resto de nuestros compatriotas, pero la función que desempeñamos merece respeto; muchas veces es una tarea ingrata e incomprendida, pero es necesaria para el país, indispensable para toda la ciudadanía; no es justo que se descalifique y ofenda a la institución por los errores de delitos o abusos cometidos por determinadas personas", remarcó Yáñez.

El militar habló en Ñuñoa, en Santiago, durante el acto por el 94to aniversario de Carabineros, la fuerza policial chilena, cuestionada por sus habituales excesos sobre todo durante protestas o manifestaciones, pero también por delitos de orden fiscal que obligaron a poner en marcha una restructuración interna.



Yáñez destacó que en los últimos meses las autoridades trabajaron “intensamente” en la modernización de la fuerza, pero aclaró que esa reforma “no depende únicamente” de sus integrantes, sino que “existen otros actores que deben hacer su contribución para lograr los fines propuestos con la mirada puesta en el futuro”.

“El interés nacional, la opinión de los expertos, la sociedad civil y la ciudadanía están contestes en hacer de Carabineros una institución más profesional", subrayó,
según el diario El Mercurio.

Dijo que los agentes son "plenamente conscientes” de que deben “acrecentar la legitimidad ante la ciudadanía” y por eso hacen “esfuerzos a diario para lograrlo”, y explicó que por eso hace “un ferviente llamado a los compatriotas: los carabineros somos de Chile, somos de todos ustedes".



"Nos debemos a la Nación para brindar seguridad, para ayudar al desvalido, para protegerlos de la delincuencia y los violentistas. Hemos jurado incluso dar la vida si fuera necesario en la defensa del orden y la patria, pero también somos personas, somos seres humanos que sentimos, sufrimos y tenemos familias", recalcó.

Finalmente, dejó en claro que la fuerza policial “no ampara hechos repudiables” y sus miembros son “los primeros en reaccionar cuando ocurren situaciones anómalas”.


“Nos entregamos día a día al servicio de la ciudadanía y como todo servidor público, merecemos un trato digno. Cuando se ataca a un cuartel o a un carabinero, no solo se afecta a la institución: se daña también a la sociedad”, concluyó.

Ver comentarios