Ricardo Cruciani, un médico argentino que cumplía condena en una cárcel de Nueva York luego de ser acusado de abusar sexualmente de seis de sus pacientes, apareció muerto en las últimas horas

El neurólogo de 68 años estaba alojado en la prisión de Rikers Island de Nueva York tras recibir el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado. Hasta el pasado 29 de julio había estado en libertad bajo fianza por un millón de dólares.

En tanto, el próximo 13 de septiembre se formalizaría la sentencia, según asegura el diario New York Daily News.

De acuerdo con el diario neoyorquino, el neurólogo Cruciani, habría sido hallado en la zona de duchas comunes, aunque según primera hipótesis no fue asesinado, sino que se habría quitado la vida subiendo en una silla y ahorcándose con una prenda de ropa.

Sin embargo, el Departamento de Corrección de la ciudad no confirmó hasta el momento la noticia.

 

 

Por su parte, el abogado de Cruciani, Frederick Sosinsky, confirmó en un comunicado que su cliente había muerto, aunque no especificó la causa de muerte, sino que se limitó a pedir claridad en el caso.

“Los abogados y la familia de Ricardo están conmocionados y entristecidos más allá de lo creíble por haberse enterado de su muerte violenta mientras estaba bajo custodia de la ciudad esta mañana”, dijo el letrado.

En esa línea, Sosinsky pidió “una investigación inmediata y objetiva” sobre las circunstancias de la muerte de Cruciani, incluido si los funcionarios de la cárcel cumplieron con una orden judicial, en el momento de su condena, de ponerlo bajo custodia protectora y bajo vigilancia suicida.

“Hasta donde sabemos, ninguna de estas condiciones se cumplió nunca”, dijo Sosinsky. “Si lo hubieran sido, no estaríamos teniendo esta terrible discusión”.

La noticia trascendió luego que el departamento de bomberos informara que alrededor de las 5.50 de la madrugada respondió a una llamada de un recluso inconsciente en la cárcel. Los paramédicos intentaron reanimar al recluso pero no pudieron y fue declarado muerto en el lugar, dijo el departamento de bomberos.

El Departamento de Corrección de la ciudad, que administra Rikers Island, confirmó que un recluso del Centro Eric M. Taylor murió el lunes, pero no dio a conocer su nombre, citando una notificación familiar pendiente. La causa de la muerte está bajo investigación, dijo el Departamento de Corrección.

 

 

El juicio en el que el médico fue declarado culpable de abuso sexual

Luego que salieron a la luz algunas denuncias de pacientes por acoso y abuso sexual durante 15 años en diversas ciudades norteamericanas, Cruciani se enfrentó a un juicio en el que testificaron varias de sus víctimas, y fue hallado culpable de abusos sexuales, violación y comportamiento depredador contra seis pacientes a las que además había prescrito altas dosis de opioides para el dolor que les provocaron adicciones posteriores.

Según los fiscales, Cruciani usaba su entrenamiento psiquiátrico para manipular a sus víctimas. El médico nacido y formado en Argentina fue acusado de manipular y abusar de seis mujeres con enfermedades complejas que les provocaban mucho dolor y que habían buscado tratamiento con él debido a su reputación en el ámbito de la neurología, que practicaba en el prestigioso hospital Mount Sinai de la ciudad

Por su parte, Cruciani negó haber abusado de mujeres. En la corte, su abogado cuestionó la credibilidad de sus acusadores.

Cabe destacar que también enfrentaba cargos a nivel federal por supuesto abuso de pacientes mientras trabajaba para hospitales de Nueva York, Pensilvania y Nueva Jersey.

Ver comentarios