Un hombre entró a robar una farmacia en Estados Unidos y le dejó una estremecedora carta a la cajera. El hecho sucedió el último 3 de enero en un comercio ubicado en Filadelfia, estado de Pensilvania, cuando la persona se dirigió a la caja con algunos artículos.

En el momento que estuvo cara a cara con la única empleada del local, la misma le dijo la suma de lo que se llevaba, y allí el hombre le entregó el papel escrito. La hoja decía: “Dame todo el dinero. Lo siento, tengo un hijo enfermo. Tienes 15 segundos”. De forma inmediata, la trabajadora acató la orden.

“No sé si estaba armado, pero puso en peligro a los trabajadores del comercio. Se puso en peligro porque la policía podría haber entrado y matado y luego su hijo no hubiera tenido ni padre”, sostuvo la empleada indignada por la situación. Y agregó: "No está autorizado a robar sólo por tener un nene enfermo".

Por otra parte, el capitán de la policía de Filadelfia, Sekou Kinebrew aclaró que “entienden las necesidades pero esa no es la forma de cumplir con ellas”. Hasta el momento, la policía no pudo identificar al delincuente.