La ex actriz estadounidense y nueva integrante de la realeza británica, Meghan Markle, que se desempeña como duquesa de Sussex, se vio envuelta en un escándalo al filtrarse un video haciendo topless en una playa.

A pocos días de su casamiento con el príncipe Harry, la filmación la muestra sonriendo mientras toma sol sin la parte superior de su bikini en una playa de Estados Unidos.

Una de las tomas antes del topless.

Aún se desconoce quien filtró las imágenes, como accedió a ellas y si tiene más grabaciones íntimas. 

Se cree que la intención de Markle era tomarse una foto de espaldas con sus amigas pero equivocó el modo fotografía con el de grabación.

Así descansaba la ex actriz.

Un caso similar en la familia real fue el de Kate Middleton quien hizo un topless en su luna de miel. En esa oportunidad, decidió demandar a la revista Closer, que había enviado al paparazzi.

La grabación de la polémica