La política de Finlandia dejó a un lado el conflicto con Rusia por su ingreso en la OTAN y se metió de lleno en un insólito escándalo que protagonizó la primera ministra, Sanna Marin. La dirigente se hizo viral por un video prohibido donde se la ve en una fiesta. Si bien fueron durante sus vacaciones con un grupo de amigos, le quieren hacer un test de drogas.

El fragmento de imágenes que filtró esta semana muestra a la primera ministra finlandesa cantando y bailando muy divertida. También se la ve a la funcionaria a besos con sus amistades al ritmo de un hit de un rapero de ese país. 

En el festejo estaban sus compañeros del partido político y otros personajes conocidos de la ciudad de Helsinki. Las filmaciones salieron en el diario Iltalehti y la noticia tapó un importante congreso del Partido Socialdemócrata finlandés (SDP) que la propia Sanna Marin dirige. 

 

Por estas escenas, los medios de Finlandia tildaron la actitud de la política como "desatada". Si bien no cuestionaron a la joven de 36 años por participar de una celebración "normal", la castigaron porque actualmente ocupa un cargo más que relevante.

En este marco, en las redes sociales muchos de sus compatriotas festejaron que la primera ministra se vaya de joda durante sus vacaciones. Pero, la polémica también se desató por el presunto consumo de drogas en la fiesta privada.

En las filmaciones que se viralizaron, algunos de los presentes utilizaban la palabra "jauhojengi", un término que significa la pandilla de la harina. Aunque puede dar a entender que en los festejos se consumió cocaína o alguna otra droga.

La primera ministra de Finlandia.
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin (Twitter/@MarinSanna).

Por esta situación, en las redes sociales hubo usuarios enojados que dejaron comentarios de indignación. Los más molestos con la dirigente le exigieron que se realice un test de drogas.

Las versiones señalan que el video original lo compartieron en un grupo cerrado de la red social Instagram con menos de un centenar de miembros del partido de Marin. Al parecer, uno de estos lo filtró en las redes sociales.

La defensa de Marin: "Cosas perfectamente legales"

Para frenar las polémicas, rumores y reacciones negativas, la primera ministra de Noruega dio su versión de la situación durante una entrevista para la televisión pública YLE.

Además de aclarar que la joda fue en una casa particular y que estuvieron varias celebridades finlandesas, también negó rotundamente haber consumido drogas. Aunque admitió haber tomado "bebidas alcohólicas de baja graduación".

"Bailé, canté y festejé, cosas perfectamente legales. Y nunca estuve en una situación en la que haya visto o escuchado que otros consuman drogas", aseguró la dirigente política.

Por otra parte, Marin manifestó: "Estoy molesta porque estos videos se hayan llegado a publicar. La cuestión es que he estado de fiesta con unos amigos, bailando y cantando, aunque es cierto que alocadamente".

 

Finalmente, ante los pedidos se mostró dispuesta a hacerse el test de drogas si fuera necesario para demostrar que no tiene nada que ocultar. 

Cabe recordar que en diciembre de 2019, Marin asumió en el cargo y se convirtió en la jefa de Gobierno más joven del mundo. "Voy a seguir siendo la misma persona que hasta ahora y espero que la gente lo acepte. Vivimos en una democracia, en las elecciones se deciden estas cuestiones", recalcó la joven.

Ver comentarios