El exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato fue acusado hoy de nuevos delitos, entre ellos fraude fiscal y blanqueo, por la fiscalía española, que pidió una condena de 70 años de prisión.

Rato, de 72 años, se encuentra en régimen de semilibertad tras cumplir cerca de dos años de cárcel de los cuatro y medio por apropiación indebida, en una de las varias causas sobre la gestión de Bankia, entidad que dirigió entre 2010 y 2012.

La fiscalía anticorrupción acusa de once nuevos delitos a quien fuera ministro de Economía de los gobiernos conservadores de José María Aznar (1996-2004), principalmente fraude fiscal y blanqueo, según señaló la institución en un comunicado.

 


La fiscalía pide en total 70 años de prisión para Rato, 53 de ellos por delitos fiscales. La parte acusadora sospecha que Rato ocultó un total de 8,5 millones de euros al fisco español entre 2005 y 2015.

Para ello, habría utilizado sociedades con sede en Irlanda, Panamá y Reino Unido para realizar "continuas actividades de inversión financiera mediante multitud de cuentas bancarias abiertas en Bahamas, Suiza, Luxemburgo, Reino Unido y Mónaco, entre otros lugares, en una operativa desconocida por la Hacienda", según el comunicado.

En septiembre de 2020, el director del FMI entre 2004 y 2007 fue absuelto en un proceso por la salida a bolsa de Bankia en 2011, rodeada de sospechas de fraude especialmente cuando, solo un año después, la entidad fue rescatada de la quiebra con más de 22.000 millones de euros de fondos públicos.

 

 

Ver comentarios